Apuntes sobre la traducción teatral: «Mujeres soñaron caballos» de Daniel Veronese